Alta tasa de supervivencia al trasplante de fresas con el programa microbiano de Bioera

Bioera, empresa biotecnológica especializada en productos a base de microorganismos beneficiosos para las plantas, centra parte del esfuerzo de su equipo técnico y de investigación al desarrollo de programas microbianos innovadores para la agricultura.

La empresa cuenta con una cuidada gama de productos compuesta por diferentes concentraciones y combinaciones de hongos formadores de micorrizas y bacterias PGP, cuya actividad bioestimulante y promotora del crecimiento crean además un ambiente desfavorable para el desarrollo de microorganismos patógenos.

Los numerosos resultados obtenidos a lo largo del tiempo, han sido reunidos por la empresa biotecnológica en una colección de experiencias iniciadas en laboratorio y constatadas en campo, acuñan un valioso know-how que permite el traslado de los estudios a la consecución de nuevas ‘Estrategias de Éxito’ Bioera para nuevos cultivos y objetivos.

Así, el Programa de Enraizamiento Microbiano (PEM) fue desarrollado y probado durante varias campañas en el cultivo de fresas como un Programa de Supervivencia al Trasplante –explican desde Bioera-, convirtiéndose en una solución eficaz a la problemática de la mortandad que viene repitiéndose en las plantaciones durante los primeros meses de cultivo, principalmente en determinadas variedades.

Alta tasa de supervivencia al trasplante de fresas con el Programa Microbiano de Bioera

Los productos de la gama de microbianos de Bioera empleados en su Programa de Enraizamiento Microbiano han sido desarrollados y probados durante varias campañas en el cultivo de fresas.

Como resultado, la aplicación del Programa PEM consigue garantizar un significativo descenso de la mortandad de plantas, alcanzando una reducción superior al 30% en casos de inoculación temprana. Y como efectos añadidos se consigue un adelanto de la floración y de la fructificación mantenido a lo largo del ciclo del cultivo.

Posteriormente, Bioera amplió el programa PEM con excelentes resultados al periodo de enero a marzo, meses de campaña de máxima exigencia por parte de la planta que suele traducirse en un acusado decaimiento (cuando no muerte) debido al gasto energético propio del desarrollo vegetativo sumado al de la floración y al de la alta carga de frutos.

El mismo cóctel bacteriano estimulante y protector compuesto por la selección y formulación estable de varias especies de Bacillus con acción PGP resultó ser una estrategia microbiana de alta efectividad. Por un lado, detallan desde Bioera, se potencia una nueva promoción radical por efecto de la inducción a fitohormonas (giberelinas, citoquininas y auxinas) y, por otro lado, se proporciona un equilibrio nutricional de alta asimilación por la solubilización y mineralización originadas por efecto de los exudados radicales producidos por la bacterias (ácidos orgánicos, enzimas…). No sólo se evita entrar en decaimiento o “agotamiento” de la planta, sino que el programa PEM consigue una revitalización a todos los niveles permitiendo a la planta mantener una vegetación vigorosa y equilibrada a la vez que sacar adelante toda la carga de ramos florales y frutos.

Del mismo modo, esta suma de resultados y experiencias ha abierto camino a la ampliación de los programas ya existentes que, en la actualidad, se están trasladando a fases previas o posteriores del periodo de cultivo: semillero, vivero o postcosecha.

Alta tasa de supervivencia al trasplante de fresas con el Programa Microbiano de Bioera

Cuadro comparativo de resultados: la aplicación del Programa PEM de Bioera consigue una reducción de la mortandad del 40% al 7% y adelanto e incremento mantenido de la fructificación y floración en el cultivo de fresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *