Innovación y excelencia

Para Bioera

La innovación y excelencia en sus formulaciones tiene su base en una esmerada labor de investigación, desarrollo y trabajo en equipo; utilizando los últimos avances científicos en procesos y metodologías biotecnológicas aplicables a la agricultura. Bioera proyecta en Laboratorio las ideas surgidas en el campo a partir de las necesidades de los clientes, poniéndolas posteriormente a punto después de una cuidadosa experimentación.

i+d2
Micorrizas

Son un tipo de asociación que se establece entre ciertos hongos del suelo y las raíces de la mayoría de las plantas cultivadas. Es una relación simbiótica mutualista, ya que tanto los hongos como las plantas que los hospedan se benefician.

¿Qué plantas forman micorriza?
Dependiendo del tipo de hongo y de la planta hospedadora, así será el tipo de micorriza que se forme. El nombre que recibe cada tipo de asociación, en la mayoría de los casos, está definido por la característica que le hace peculiar.

La mayoría de las plantas hortícolas, ornamentales y frutícolas forman endomicorrizas (el hongo se establece en el interior de la raíz). Otras, como gran parte de las plantas forestales (abedules abetos, álamos, avellanos, castaños, chopos, encinas, hayas, pinos, roble, entre otras), forman ectomicorriza. Algunas especies ornamentales y frutales como azalea, clavel, camelia, brezo, rododendro y arándano forman micorrizas ericoides. Además de éstas, existen otros tipos de asociaciones micorrícicas de menor importancia en agricultura y paisajismo.

Una de las excepciones más significativas la constituyen plantas que no son capaces de asociarse a ningún hongo micorrícico, entre las que destacan especies hortícolas como col, brócoli, coliflor, espinaca, rábano, nabo y mostaza.

¿Por qué son importantes para las plantas y el suelo?
Entre los efectos más importantes de las micorrizas  destacan:

  • Mejorar la estructura del suelo formando agregados estables que frenan la erosión
  • Aumentar la superficie de absorción de la raíz, aumentando su capacidad de captación de nutrientes y agua
  • Mayor tolerancia a estrés hídrico, salino y por patógenos
  • Incremento de la supervivencia al trasplante
  • Estimulación de la producción de metabolitos secundarios relacionados con las defensas

¿Pueden eliminarse con los tratamientos químicos fitosanitarios?
No todas las materias activas fungicidas son perjudiciales, aunque existen muchas que, al eliminar al patógeno del sistema, eliminan los organismos competidores de carácter beneficioso. Consultar con el servicio técnico para conocer las materias activas compatibles.

En esta línea, Bioera orienta su investigación en nuevas formas de aplicación de micorrizas al sistema suelo/planta, así como en la caracterización e incorporación de sustancias y microorganismos afines (nuevos aislados de hongos micorrícicos y rizobacterias).

Rizobacterias

La palabra PGPR, en inglés, Plant Growth Promoting Rhizobacteria, se utiliza mundialmente para definir un tipo de bacterias de la rizosfera que promueve el crecimiento de las plantas.

¿Qué plantas se benefician con la acción de estos microorganismos?
Todas las plantas que crezcan en suelos donde existan o donde se hayan inoculado de forma artificial las rizobacterias, son susceptibles de beneficiarse de su acción.

¿Por qué son importantes para las plantas y el suelo?

  • Producen reguladores del crecimiento vegetal (fitohormonas, vitaminas del complejo B)
  • Fijan Nitrógeno atmosférico.
  • Solubilizan Fósforo mediante la estimulación de la actividad fosfatasa y de los ácidos orgánicos.
  • Desbloquean nutrientes en el suelo, aumentando su disponibilidad.
  • Producen metabolitos que aportan protección a la planta.
  • Estimulan la actividad microbiana general de la rizosfera y ayudan al reequilibrio y enriquecimiento de la fertilidad biológica del suelo.

Bioera tiene implementados una serie de programas de investigación en la búsqueda de soluciones microbianas integrales para resolver desequilibrios nutricionales y promover el crecimiento y las defensas endógenas de las plantas. Trabajamos también en la caracterización e incorporación de sustancias y microorganismos afines (nuevas especies microbianas y hongos formadores de micorriza).

Extractos vegetales y complejos orgánicos

semillero-pimiento-cercaNumerosas especies vegetales poseen un amplio potencial bioquímico que se debe valorar por medio de la investigación.

Con la formulación de extractos botánicos específicos se aportan sustancias bioestimulantes que pueden llegar a inducir o potenciar determinados procesos vegetales e incluso el aumento de la producción y protección de los cultivos.

Bioera cuenta con varios proyectos de investigación abiertos para el desarrollo de nuevos productos y combinaciones de compuestos orgánicos y extractos vegetales.